NATA MONTADA.

NATA MONTADA.
A quien no le gusta la nata. A mi me gusta tanto acompañando frutas, pasteles y porque no también comerla a cucharadas. ( Hay veces que se deberia comer, pero la tentación es muy grande y me arriesgo, aunque luego me siente mal, vale la pena ) La pones en un bol o taza, si te apetece un poco de canela o chocolate en polvo, aunque tal cual esta buenísima y ya te la puedes comer a cucharadas. Quién no ha lamido el plato o pasado el dedo por el bol para no dejar restos. Todo un placer
CONSEJOS
Para montar nata es necesario que tenga un mínimo de 35% de materia grasa, si tiene más de materia grasa mucho mejor. La nata quedara más consistente y no se bajara.
Es muy importante, que todos los
elementos que vayan a estar en contacto con la nata, estén previamente
refrigerados. Tanto el perol como el batidor, lo dejaremos 10 minutos dentro
del congelador.
El paquete de la nata, lo deberemos
agitar para que la grasa de las paredes se desprenda ya que es la parte
fundamental de una buena nata.
INGREDIENTES
500 c.c. de nata para montar. (un mínimo
del 35 % de materia grasa) .100 grs. de azúcar
MANERAS DE MONTAR NATA

 

La de toda la vida  con un batidor
a mano, 
Pon la nata en un
bol redondo y una varilla de batir. Todo tiene que estar bien frio ( bol,
batidora y nata para que monte bien la nata ). Para  mantener fría la nata mientras la batimos poner
un bol con agua y cubitos de hielo y un puñado de sal gorda y encima el bol con
la nata fría. Para que la nata se mantenga entre 5 y 10 º C estable y no se
corte convirtiéndose en mantequilla. Al batir el aire hace que la nata se
convierta en un sólido espumoso.
A mano empezar a batir hasta obtener crema
líquida, añadimos entonces el azúcar, primero una mitad, batimos, y después la
otra mitad. Seguimos batiendo hasta obtener la nata montada. Al batir a mano es
como queda mejor. Con más volumen y consistencia.

Con batidora eléctrica
Ponemos la nata en un bol y empezamos a
batirla. Primero a marcha lenta y poco a poco iremos aumentando la velocidad.
Se ha de tener especial atención en que
no se nos pase, y saber parar de batir en el momento en que veáis que ya tiene
la consistencia deseada.
Acabamos de batir manualmente añadiendo
el azúcar al gusto poco a poco.
Una vez montada ya esta lista para o
utilizar en algún postre o receta.
Con sifón.

El sifón  es un
montador de nata al que se incorpora unas cápsulas de aire comprimido. Gracias
a este sencillo principio podemos convertir en espuma casi cualquier mezcla,
dulce o salada, fría o caliente.
La verdad es que más sencillo no puede ser: nata líquida
para montar con un mínimo de 38% de MG bien fría, azúcar glas a tu gusto,
mezclar, filtrar, verter en el sifón, meterle un cartucho de gas y ¡listo!
Se conserva en la nevera y en el momento de servir, se
sacude el sifón dos o tres veces. Pulsar y poner la nata en el recipiente o
pastel que quieras adornar o comer. Se debe consumir antes, ya que es más
inestable dura menos.
conlaneveravacia.blogspot.com
conlaneveravacia@gmail.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *