DOMINGO DE RAMOS

DOMINGO DE RAMOS


Mañana
es domingo de ramos, os pongo algo de las tradiciones de Cataluña.  La información es del Costumari Català de
Joan Amades.  A primeros del siglo XX,
recopilo las costumbres y tradiciones de todos los días del año. En Cataluña es
costumbre poner dulces en las palmas y palmones os pongo un poco de historia.
Se
celebra la entrada triunfal de Jesús a Jerusalen, donde fue recibido con palmas
i ramas de laurel i olivo. Por eso son bendecidos.
Los
niños pequeños llevan palmones, los medianos y los grandes ramos de laurel y
olivo, las niñas llevan palmas tejidas y trabajadas que forman diferentes
pisos.
Las
primeras palmas y palmones las tejieron los canasteros del Pla de Llobregat, el
año fueron a vender a la feria de Barcelona. Corria el año 1860. Pronto se
extendió la costumbre.
En
las poblaciones importantes del Rosellón se rifaba un ramo en la plaza, cargada
de caramelos de azúcar y cintas de colores. Encima de todo había un gallo o un
cantaro de cristal con un asa toda florecida y adornada.
Antiguamente
muchos oficios que intervenía el fuego, no encendían los fuegos directamente.
Con yesca encendían una hoja de laurel bendecida el Domingo de Ramos. El fuego
tenía que ser encendidos por la mano de una mujer. La esposa, madre o hija
encendían el fuego y así ardía con regularidad, perfección e intensidad
necesaria para la buena cocción de la obra.
Según
una tradición los ramos y palmones que llevaban los apostoles al entrar en
Jerusalén  florecieron con gran
abundancia y variedad de las frutas más ricas y sabrosas, propias de otros momentos
del año y de tierras muy lejanas de Judea. Es por eso que la gente colgaba
naranjas, manzanas y peras y otras frutas a los ramos y palmones, al principio
eran naturales y después fueron azucaradas. 

En recuerdo de esta tradición
nuestros abuelos comían estos días frutas confitadas y azucaradas. Antiguamente
no se llevaba nada colgado en el ramo. Como acto de devoción se introdujo la
costumbre de colgar unos rosarios cuanto más grandes mejor. Los niños tenían
que hacer ellos mismos los rosarios para poder llevar el ramo a bendecir. Los
chiquillos se las ingeniaban y los hacían con piñones, uvas pasas, higos,
castañas y otros frutos parecidos.

Los
payeses iban al mercado y vendían grandes cantidades de rosarios de piñones.
Los
rosarios de azúcar tiene origen en está tradición.
Antiguamente
había la tradición de llevar manzanas colgadas a los ramos, para que fueran
bendecidas. La gente se las comía en Pascua como postres, creían que protegían
del dolor de cuello y del mal de muelas.
Antaño
había la costumbre de colgar al ramo un tortell que regalaban los padrinos.
Cuando la madrina regalaba la Mona para Pascua, el padrino regalaba el Tortell
para Ramos y al contrario. 

 Actualmente
uno de los padrinos regala la palma y el otro la Mona.

En
el Campo de Tarragona regalaban a los ahijados tortells y rosquillas que los
niños llevaban en los ramos para ir a bendecir .Mientras cantan:
Palmas
y laureles
Todos
iremos a hacer la enramada a Jerusalén.

En
payés adornaban las figuras con pastas de pan, planas parecidos a la coca
casera en forma de pájaros, peces, gallos, bueyes y otras figuras humanas.
Más
tarde fueron obra del pastelero, eran todas de azúcar de color rojo o dorado y
simbolizaban formas de la Pasión. Durante un tiempo fue costumbre adornar las
palmas con flecos metálicos plateados o unos globos de cristal de diferentes
colores en las pastelerías. Los dulces se cuelgan tan sólo en las palmas de las
niñas.

Para
bendecir el ramo todo el mundo iba lo más mudado que podía. Había el costumbre
de estrenar alguna pieza de ropa con preferencia hecho en casa: unas medías,
vestido o una pieza de punto de aguja. Hay un refrán que dice : Para Domingo de
Ramos, quien no estrena no tiene manos.
Estrenar
una pieza de ropa este día perjudica al diablo en proporción a la importancia
de la pieza que se estrena, se le hace caer un dedo de las manos o de los pies
o bien se le hace el tuerto. El que estrena un vestido le hace caer la cola.

Las
niñas sobretodo al salir de bendecir iban a visitar a los parientes y amigos.
Era costumbre de regalar en cada casa una de las golosinas bendecidas que
colgaban de la Palma. Los niños arrancaban hojas , las tejían y combinaban para
hacer diferentes figuras: gusanos, soles, estrellas, cruces….Después de
merendar ponían el palmón en el balcón, para que alejara los rayos y los malos
espiritus. I colgaban las cruces y otras figuras detrás de la puerta y de los
porticones de las ventanas y balcones a fin de esquivar las brujas y los
demonios, ya que no podían resistir su presencia por haber estado bendecidas.

A
la tarde se hacia una merienda con la fruta y la pastelería bendecida que a la
mañana habían adornado los ramos y las palmas. Se estrenaba el vino dulce o
blanco de la cosecha anterior. Muchas veces la merienda era sólo para los
niños. En las casa que había abuela o abuelo eran ellos quienes llevaban la
dirección de la merienda, repartieran las golosinas y el vino.

Actualmente
adornando con lazos y poniendo dulces en las palmas y palmones.
conlaneveravacia.blogspot.com
conlaneveravacia@gmail.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *